Una lucha que no acaba el 20D

Cuando me presenté a las primarias de lo que entonces se llamaba Ahora en Común, a día de hoy, Unidad Popular, lo hacía movido por varios sentimientos. Por un lado, y principalmente, con el compromiso militante hacia mi organización -la Unión de Juventudes Comunistas de España- y, por otro, con la firme convicción de que había muchas cosas que aportar en ese proyecto.

 

Ambos aspectos se han visto ampliamente colmados. En primer lugar porque gozo de la organización más cohesionada y militante de cuantas participan en Unidad Popular, en segundo lugar porque en cada paso he aportado todo lo que he podido -programa, ganas, discusión…- y en tercer lugar porque he aprendido también en cada movimiento de toda esa gente que con un trabajo constante y de perfil reservado es tan necesaria para que el proyecto avance. Desde luego que Izquierda Unida ha aportado muchísimo -como no podía ser de otra forma- pero también, y muy destacadamente, la gente independiente ha ayudado a afinar la maquinaria, a darle un sonido especial y rebosante de ilusión. Una ilusión que desborda aquello que Izquierda Unida podía haber trabajado por sí sola y que, sin duda, marca un claro camino a seguir.

 

La Unidad Popular no puede morir el 20D. Y no puede morir precisamente porque no nació en una asamblea estival en Peligros sino que lleva naciendo desde que la gente que sólo tiene en sus manos la fuerza de trabajo para sobrevivir se une, toma conciencia de su problemática y la enfrenta contra las oligarquías de este país. No muere porque en cada Marea (verde, roja, blanca, morada…) va ganando vida, en cada desahucio impedido, en cada huelga o en cada manifestación. Por eso el 20D no puede ser otra cosa para nosotras que una anécdota, un momento para levantar la vista y observar las fuerzas con las que contamos para, seguidamente, apretar los dientes y decidir la barba con la firme convicción de que hay que seguir tejiendo pueblo, hay que seguir elevando conciencia y hay que seguir luchando.

 

Sólo los que sabemos que los derechos no se regalan sino que se conquistan tenemos claro que la lucha es la única herramienta con la que contamos los de abajo, la clase trabajadora. Exhibamos con orgullo esa dignidad hecha voto el día 20 de Diciembre y exhibámosla hecha carne en cada movilización en los días que vendrán. Nos da igual cómo sean los días de futuro pues nosotros, los trabajadores y trabajadoras sólo conocemos días difíciles. Pero ahí reside nuestra fuerza, en la alegría de luchar por un mañana mejor.

 

No nos quieren en sus televisiones, que no nos importe: estaremos en sus calles como estuvimos siempre, juntos y juntas dispuestas al combate.

 

¡Viva la Unidad Popular!

Leer Más

Un país por construir

Vengo trabajando en política desde hace bastantes años. Me han tocado vivir todo tipo de momentos, desde la alegría por contribuir a levantar una asamblea, la euforia por colaborar en la organización de movilizaciones masivas, el orgullo de ver a un pueblo exigiendo dignidad… pero también hubo momentos difíciles. Momentos en los que uno se llegaba a plantear si el proyecto de vida que me empezaba a construir merecía la pena. Si esto de la militancia desinteresada, las reuniones a deshoras y el esfuerzo sistemático iban a ser prostituidos de una forma u otra. Desde ese preciso momento de crisis comprendí que sólo había un camino posible, el de seguir batallando sin complejos, sin miedos y con toda la energía de la que se puede disponer.

Ese espíritu es el que me ha movido a presentar mi candidatura como diputado para el Congreso dentro del proceso de primarias de Ahora en Común. La firme convicción de que si se quiere, desde la base, y con toda la solidaridad, es posible cambiar la situación.

Tenemos todo un país por construir. Una sanidad completamente desarticulada, una educación cada vez más inaccesible para los millones de jóvenes que desean formarse, un marco de relaciones laborales puestas al servicio de los capitalistas, total ausencia de libertades individuales (leyes mordaza, manipulación informativa…), un país en tasas insostenibles de desempleo, desahucios, y un larguísimo etcétera. Todo un país por construir, especialmente por los más jóvenes que vemos cómo cualquier esperanza de futuro se nos niega y se nos relega al paro, el exilio o la precariedad.

Un país que construir desde la recuperación de la soberanía robada por la Unión Europea de los mercaderes y el Euro que refuerza el expolio. Una soberanía que no esté desplaza no ya a Bruselas, sino a los despachos de las grandes empresas europeas que se han repartido estratégicamente el pastel del excedente europeo. La soberanía no sólo debe residir en el parlamento estatal, sino también, y más importante, estar en manos y al servicio de la mayoría social, de la clase trabajadora. Una cuestión imposible de resolver dentro del marco de la Unión Europea. Por eso debemos dejar clara nuestra esencia de ruptura.

Hay que romper con aquello que nació para oprimirnos y con aquello que ha sido retorcido para proseguir con la opresión. No nos vale ya la Constitución española y denunciamos la recomposición de las clases dirigentes del régimen del 78. No nos vale la Unión Europea, al servicio -por su naturaleza- de las clases dirigentes de toda Europa. Sólo un proceso popular, construido desde la base, amplio y con toda la fuerza de la razón puede poner en duda este statu quo que algunos pretenden obviar.

Por todas estas razones creo en el proyecto de Ahora en Común y me lanzo a aportar todo cuanto esté en mi mano con el apoyo de tantos y tantas compañeras y camaradas. Porque creemos que las instituciones son sólo un pie más de la lucha que no empieza en las urnas sino en la movilización, como la del 22-O de las Marchas de la Dignidad y la del 7-N contra las violencias machistas. Caminar en los dos sentidos, en las dos luchas que son una sola.

Regístrate (http://ahoraprimariasencomun.org/granada/inscribirse-y-votar-en-primarias/) si no lo has hecho ya para votar en las primarias, porque tenemos un país que construir.

Leer Más

¿Por qué los países del Sur deben salir del Euro? (O por qué la izquierda idealista está dando palos de ciego)

El año pasado me lo tiré en buena parte buscando argumentos que justificasen esa afirmación. Por qué debería España salir del Euro. En mi defensa del trabajo de fin de máster señalé que había elegido el tema por varios motivos, entre ellos, porque me afectaba directamente en tanto que andaluz de clase trabajadora y porque era una decisión fundamental de política económica para la que la izquierda carece de argumentos o al menos están tapados por una halo de proeuropeísmo humanista carente de toda lógica material.

Saco a colación el tema, una vez más, porque ahora que en Grecia se empieza a vislumbrar el primer cambio medianamente serio en la esfera política es importante sacar a relucir una visión más estructural de qué es la Unión Europea y por qué permanecer en la Unión es un lujo que los países del Sur no se pueden permitir. Es decir, por qué los comunistas griegos del KKE tienen razón y los proeuropeos idealistas de Syriza no*.

A pesar de que el pie me lo da Grecia, el trabajo de fin de máster iba enfocado a la economía española y lo que voy a hacer aquí es un pequeño resumen, por lo que hablaremos de España y de Europa (de la Unión). Sobra decir que en el trabajo final, las argumentaciones que aquí se sueltan están apoyadas en datos y referencias varias. (más…)

Leer Más

Breve estudio sobre la distribución de la renta en Armilla

Recientemente he conocido que el grupo FEDEA, con quien comparto apenas ni una coma de su postura ideológica ha recopilado y distribuido un mapa de la distribución de la renta en los territorios no forales (en su vertiente económica) del Estado (es decir, todos salvo Nafarroa y Euskadi).  Están extraídos de las declaraciones del IRPF y, como tal, están sometidos a los fraudes que en las declaraciones existen, lo cual, en general, va a subestimar la desigualdad (es decir, habrá en el informe menos desigualdad de la real).

Una vez recogidos sus datos he comenzado a interrogarlos hasta hacerlos sudar las pequeñas conclusiones que de la muestra se pueden extraer para Armilla. Indicar que los datos que se manejan son número de declaraciones de la renta, índice de Gini –del de Atkinson vamos a prescindir por una cuestión de simplificación-, y las concentraciones de la renta desde el 1% más rico al 0,1% y todos los quintiles. (más…)

Leer Más

El modelo de trabajo-ocio desde una perspectiva marxista

En esta entrada se pretende señalar la falacia escondida tras el análisis neoclásico de elección libre entre trabajo y ocio en una economía dentro del mundo del trabajo. Para ello se hace una comparación entre el modo de producción capitalista y el feudal, aplicándole la crítica marxista.

 
De acuerdo con Naredo, en su libro La economía en evolución, los incrementos de productividad en otras épocas distintas a la capitalista tendían a aumentar los tiempos de ocio de los trabajadores. Esto se debe, a nuestro juicio, a la previsión en el reparto que existía y a las lógicas internas de los diferentes modos de producción. Es decir, durante el modo de producción feudal, el siervo sabía que un 10% de la producción (el diezmo) sería entregado al señor feudal y que el resto (el 90% de su producción) iría directamente a su consumo.

(más…)

Leer Más

Una banca pública para construir socialismo

Últimamente vengo diciendo que IU Andalucía está poniendo toda la carne en el asador con la banca pública y que, muy probablemente, eso va a dar lugar a una de dos situaciones: una de vergüenza y otra de victoria. La de vergüenza sería aquella en la que IU -que está presionando en este sentido de una forma excepcional- rebaja sus pretensiones conformándose con un ICO o renunciando a incorporar en los presupuestos de 2015 el dinero necesario para la constitución de la banca pública para Andalucía. La situación de victoria sería aquella en la que el PSOE no incluiría los fondos para una banca pública quedándose sin los apoyos de izquierda para sacar adelante los presupuestos teniendo que anunciar unas deseadas (por ellos) elecciones anticipadas.

Teniendo en cuenta que el PSOE está a años luz de realizar políticas económicas de izquierda, estoy convencido de que no va a haber banca pública en Andalucía. Por eso el artículo no va a girar en torno a qué condiciones debería reunir la banca pública en Andalucía o cosas por el estilo. Sino a expresar por qué es necesaria una banca pública para Andalucía y por qué bien vale romper un pacto de gobierno. (más…)

Leer Más