Riesgo, Incertidumbre y Beneficio

Así se titula el libro de Frank Hyneman Knight en el que el autor americano intenta defender la cuestión moral del beneficio -cosa por cierto, bastante difícil-. En su citada obra “Riesgo, incertidumbre y beneficio” Knight desarrolla una serie de cualidades que le son propias al empresario, mejor dicho, desarrolla una serie de funciones que le son propias al empresario. Estas funciones son, principalmente, la anticipación de la renta nacional (es decir, el pago de los salarios previo trabajo) y la determinación de los factores y el coste de estos en el proceso productivo.

Supera así Knight el modelo del empresario organizador de los neoclásicos como Alfred Marshall, donde el empresario simplemente se dedica a controlar el proceso productivo y a abastecerlo, como si de un simple administrador de una hacienda se tratase. Para Knight además, el empresario no solo administra sino que además, tiene que ser capaz de preveer la situación del mercado; así -a través de esa “previsión”- Knight intenta, de forma bastante peculiar, justificar el beneficio.

Knight cometió el error de olvidarse de algo que ya descubrió Adam Smith (que mas tarde desarrollo Marx) y que mis colegas de Pravda-News, tuvieron la bondad de mostrarnos. Es decir -y en síntesis- que la plusvalía, el beneficio, solo procede del único factor productivo capaz de imprimirle un valor ajeno a los productos, es decir de la fuerza de trabajo -de la clase trabajadora-; y que solo a partir de la apropiación de este nuevo valor se puede crear “beneficio”. Knight, sin embargo, como decía, se olvido de esto.

Para Knight el beneficio es moral pues se obtiene a partir de las correctas predicciones del empresario. Si este se equivoca en el numero de factores a contratar, en su precio de compra y en su precio de venta; si no es capaz de prever la actuación del mercado ante su producto y actuar en consecuencia, el empresario no obtendrá beneficio. Sin embargo, si es capaz de actuar correctamente anticipándose a todas las variables del mercado (ya sea de factores o del mercado de bienes), entonces es ahí donde se genera beneficio. Para Knight, por tanto, existe beneficio en tanto en cuanto el empresario es capaz de “ganarle la partida” al mercado, y por lo tanto, la justificación moral del beneficio (recordemos que no hay mas beneficio que en el robo de la fuerza de trabajo “extra” a los trabajadores) viene determinada por la actuación del empresario en una situación de riesgo e incertidumbre.

Para finalizar, podemos advertir como Knight justifica acciones ilícitas, como por ejemplo, un robo. El ladrón, actúa en situación de riesgo e incertidumbre (al igual que el empresario), pues desconoce si en la casa a robar hay un doberman, un sistema de alarmas o un sexagenario con una Rémington de caza con los cañones limados bajo la cama. Si el ladrón roba, administrando correctamente el riesgo, entonces debe de ser ovacionado, perdonado y estudiado en las facultades de economía del mundo entero. Si falla, entonces el resto de ladrones tienen justificación moral para apropiarse en el futuro del botín no robado, e incluso de llamarle marxista y expulsarlo de todos los programas docentes de cualquier facultad.

Leer Más

Los padres de los trabajadores

En esos términos se refirió el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernandez Toxo, ante la pregunta que esta mañana le hacía Juan Ramón Lucas en RNE. “¿Creen ustedes que los empresarios no están a la altura?” a lo que Toxo, sin vacilar respondió “Creo que no, creo que han puesto el interés propio y particular de un grupo social [...] sobre el interés del conjunto de la ciudadanía”.

Al parecer, Comisiones Obreras, quien según sus estatutos es un sindicato de clase, ahora siente preocupación por “el conjunto de la ciudadanía”; no por los trabajadores, por la clase trabajadora; sino por “el conjunto de la ciudadanía”. Es decir, que asumen el papel totalizador que no se muy bien quien debería asumir (quizá algún partido desideologizado o algo así). Han pasado de ser un sindicato combativo y de clase a ser un elemento de conciliador de clases. Y lo pero de todo es que ven mal que los empresarios (la patronal) se preocupe de sus intereses propios, los de su grupo social.

Pero, además, me asalta una duda al hilo de esto. Si los sindicatos son ahora conciliadores de clases y el gobierno (el Estado), en teoría también ¿quien cuida de los trabajadores?. Es decir, que solo existe una clase social representada, la patronal. Los trabajadores estamos, a la observancia de esto, huérfanos (de madre o de padre -elijan-, pero huérfanos).

A mi por lo menos, se me romperia el corazón si al cabo de los años me entero que mis padres no me habían dejado huerfano, sino que defendían antes al hijo de los vecinos que a su propio hijo. Espero estar ciego y un poco torpe, pero que no se extrañe nadie de que si los trabajadores llegan a la conclusión de que sus papis pelean en el mismo bando que los hijos de puta que les tiran piedras, salgan en los periódicos numerosas noticias de parricidio.

Que recuerden nuestros padres que tienen hijos, y que no son los del vecino. Que no tengamos que llamar a nuestros abuelos, porque como sea asi, se van a enterar.

Leer Más

El dictador Uribe

América Latina se levanta hoy con el golpe de Estado del presidente Alvaro Uribe. El mandatario colombiano, logra perpetuarse en el poder a través de una reforma en la constitución que abre la vía para que sea reelegido indefinidamente. ¿les suena ya el chiste? Tan solo cambien Alvaro Uribe por Hugo Chavez y, obtendrán la misma noticia que ya aconteciese hace unos cuantos meses. Solo que con mucho menos revuelo mediatico, ¿no?

Pues resulta que Alvaro Uribe se ha propuesto realizar la misma reforma a la Constitución colombiana que Hugo Chavez se propuso hacer con la venezolana. Solo que Hugo lo hizo sin presiones a los diputados a través de las guerrillas paramilitares o con chantajes sobre el control de la coca colombiana. Ah, y sin que PRISA se dedique una semana entera a levantar mentiras y a organizar sublevaciones populares contra el presidente. Esa es la única diferencia. Alvaro mola (a los medios de comunicación), Hugo no.

Por tanto, si Alvaro Uribe es presidente de Colombia, Hugo Chavez lo es de Venezuela. Si Alvaro Uribe es declarado dictador por la prensa española, entonces empezaremos a hablar de si Hugo Chvez también lo es, e incluso el presidente Zapatero, el cual se puede presentar -al igual que Hugo- indefinidamente a las elecciones por la presidencia.

Donde dije digo, digo Diego.

Leer Más

La Revolución ha llegado

El momento que se esperaba ya está aquí. Deportado en Siberia madura. Bienvenidos a la nueva casa.

Las mismas ideas pero diferentes formas han hecho en mi necesario este cambio. He sufrido una catarsis y una purga interna. Este verano, entre videos, lecturas y charlas he llegado a la conclusión: soy un nuevo hombre. Un hombre reformado, que intentara ser menos imprudente y menos impertinente. Un hombre social y de partido. Un hombre que aspira, como otros muchos grandes hombres, a entrar en esa casa común que llamamos ILoveIU.

Consciente de que mi inteligencia, capacidad dialéctica y de análisis están aún por debajo de los grandes; arranco (de nuevo) con mas modestia. Arranca la nueva era. La era de la madurez ideológica y argumentativa. La nueva era para este Deportado. Una nueva era que espero compartir con vosotros durante mucho tiempo.
Sed pues bienvenidos a mi nueva casa. Sed bienvenidos a vuestra casa.

Leer Más