La Semana Roja

Desde Rusia con amor, traigo mi primera Semana Roja (esta vez a la siberiana), donde espero poder recoger, con mas fortuna que con yerro, lo más significativo de todo lo que se ha movido por los blogs rojeriles de toda la web. Pero sin mucha más presentación, vamos al lío que el mérito de esta semana no es mío.

El mérito se lo tienen compartido entre Grândola y Domingo que hicieron de sus blogs un altavoz de denuncia de las amenazas que el compañero Fernando está sufriendo debido a su buen trabajo. El apoyo de estos compañeros blogueros es más que merecido.

También tienen mérito Hugo, Kabila y Pedro, que se hacen eco de la encuesta ofrecida por Publico en la que se muestra como la monarquía va perdiendo cada vez más apoyos. Sin embargo cada uno lo recoge de diferentes maneras. Hugo lanza una pregunta al aire “¿Quién podría colgarse la medalla de este hecho?”, Kabila hace un estudio sociológico y periodístico diseccionando las opiniones sobre la monarquía en según qué periódicos, y Pedro además hace un llamamiento “mil músicos nos esperan para tocar el himno de Riego en el Borge”.

Viul aporta el mérito a la semana roja siberiana de hacer una crítica casi filosófica sobre el aspecto de los pactos y la extraña necesidad que últimamente la sociedad parece tener de estos. ¿Estamos tan locos como para renunciar al programa?

La Izquierda Abertzale también ha tenido hueco en esta semana roja, y todo ello ha sido por mérito de CeroNegativo y Hugo, que nos contaban sus opiniones sobre la nota de prensa emitida por este colectivo vasco y el inmediato atentado contra el policía francés a modo de improvisada replica. Eso no tuvo nada de merito.

Y por fin llegamos al núcleo duro de la Semana Roja. La pinza y la ley electoral. El mérito está en que, como apuntaba Sabanés, la revolución rojera ha sido de las gordas. Y si no que se lo pregunten A Pedro, a Moscas, a Andrés, a Grândola, a Álvaro, a Luis, a David, a Kabila, a Felix, a Iñaki, a Viramundeando, a Fernando… (y a otros veintitantos que me dejo atrás).

Incluso estamos viviendo ahora un sano debate interno entre los que apoyan “el manifiesto en defensa de los derechos fundamentales de internet”, como Manolo, y los que no, como Hugo. La semana que entra dará que hablar.

Y por último, el mérito de ponerle fin y nota “graciosa” a la Semana Roja es para Hugo (que por cierto, se lleva el leninito de la semana por sus cuatro aportaciones) y Mikel Arana, quienes ponían en evidencia el delicado asunto de la confusión que se crea en las policías de unos y otros países a la hora de identificar a etarras. Al cruzar el pirineo, quítense la txapela, aunque no sean ni vascos.

En fin, aquí acaba la semana roja siberiana, no sin antes desearles buena semana y mandarles de mi parte, a esta misma hora dentro de siete días, a la casa de Grândola.

Leer Más

Bricolaje doméstico: ¿Que es una Pinza?

Hola amigos y amigas, bienvenidos una semana más a “Bricolaje Domestico”, en el capitulo de hoy os enseñaremos como identificar una pinza y cual es su utilidad en el terreno de lo cotidiano. Sin mas, empezamos:

La Pinza es aquel elemento que se usa, generalmente, para hacer presión a través de dos fuerzas, a una tercera con el objeto de tenerla quieta y bien sujeta. Estas dos fuerzas generalmente están unidas por un mismo nexo. Su núcleo, como decimos, es el mismo. Ambas fuerzas tienen el objetivo de evitar que la tercera fuerza logre ser molesta para cualquier gestión que estemos realizando. Por ejemplo, si queremos evitar que nuestros trapos sucios caigan al ojo patio donde todo el mundo puede ver lo marranotes que somos, usamos una pinza para impedir que esa información llegue a todos nuestros vecinos.

En definitiva, gracias a la Pinza el guarreo nunca sale al público (o en contadas ocasiones), y así todos podemos vivir mucho mas tranquilos y apacibles en un mundo feliz.

Y saben que les digo, que me estoy empezando a hartar de este mundo feliz.

Si quieren enterarse de algo de verdad lean, lean. A Pedro, a Moscas, a Andrés, a Grândola, a Álvaro, a Luis, a David, a Kabila, a Felix, a Iñaki, a Viramundeando, a Fernando

Leer Más

Tesis, antítesis y Síntesis

Ha pasado ya el periodo prometido y es el momento de ponerse al tema, que si no mis comentaristas (que son pocos, pero buenos), se me echan encima. Y yo que siempre cumplo un pacto cuando es entre caballeros, tenía que escribir esta entrada, la ultima si Kike lo permite.

Echando un poco la vista atrás, comentaba yo el por qué de mi filiación comunista y el por qué de luchar por ese ideal. Entre otras cosas que hice mal, fue escribirlas en tono negativo. Es decir, que es comunismo pero no desde las afirmaciones sino de las negaciones. En lugar de decir comunismo es vida, me deslicé y dije que comunismo no era muerte.

Ese tema, el de la muerte y las purgas, que llevamos encima como un costalero lleva a su imagen, requería por mi parte una contundente condena hacia ellas y así lo hice. Quizá no fue la mejor manera, pero sin duda escribí tal como lo sentía.

Ese tema – y el de mandar a Lenin lejos del Hall de la Fama de los rojos del mundo – pues levantó ampollas. Ampollas que respeto y entiendo. Debo concluir que me excedí. A estas prontas alturas de mi vida reconozco no ser nadie para dar carnet de comunista. Y me excedí en el sentido de que apliqué un método idealista para definir el comunismo, alejándome de concepciones materialistas y poniendo como un ideal totalizador (casi en un altar) el concepto de comunismo.

Mantengo sin embargo que Lenin (sí, he cogido a Lenin como cabeza de turco, pero que le vamos a hacer, ya que atacas a alguien, ataca al más grande), no cumplió los requisitos para pertenecer a la saga de los más grandes comunistas, en sentido ideal. A mi juicio hacer una revolución no es ganarte el pase directo al cielo de los rojos. Lo importante es qué revolución. Y la revolución de Lenin, a pesar de ser de lo mejorcito – organizativa y políticamente hablando – fue bastante precaria en términos humanos tal como hoy podríamos entenderlo. No quiero con ello decir que Lenin actuase como un mal comunista en 1917 o 1921. Quiero decir que actuaria como un mal comunista en 2010. Para lo que había, quiero decir, no lo hizo “mal”. Para lo que hay hoy, sí.
Sin embargo eso no excusa que Lenin tenga la responsabilidad que se deriva de su actuación respecto de los derechos humanos (y no los derechos de la ONU o de 1789). Hablo de los derechos humanos en sentido estricto e ideal: lo que todos, de una forma más o menos colectiva, pensamos que son los derechos humanos. Y que, para mi gusto todos quedan condensados en uno solo: la dignidad. Vida digna, comida digna, salario digno, vivienda digna… Ese es el verdadero ideal de comunismo para mí. Y Lenin se olvido de eso. Es cierto que las circunstancias eran diferentes, pero no es eximente de no haber orientado la revolución y sus acciones hacia ese ideal colectivo de derechos humanos.

Soy una persona muy de Anguita, y recientemente hubo problemas también con ese aspecto. Es algo que, a día de hoy –no ya en 1917, sino hoy- me cuesta entender que genere controversia. Sé que tú no eres un asesino vil y sanguinario y que tan solo intentas aportar un poco de contextualización histórica y material a mis juicios más basados en el terreno de lo ideal. Pero la verdad, Kike, es que el problema que circunda el comunismo es que cuando se hable de derechos humanos, nos tengamos que referir a un ideal y no a una realidad material. Debemos, para hablar de derechos humanos, mirar nuestra historia y denunciar lo que no nos gustó de ella.

Aceptar que nos equivocamos – como sin duda alguna también se equivoca el capitalismo – e impulsar un discurso que construya una respuesta a esa equivocación. De los errores se aprende, y nosotros los comunistas hemos aprendido mucho. Pero para aprender de los errores muchas veces debemos quitarnos la venda y mirarnos en un espejo. Solo así podremos mirar hacia delante con la conciencia limpia y tranquila.

Camarada, hagamos grande al Partido. Hagamos grande el comunismo.

Leer Más

La Semana Roja, desde la cantera

Fernando nos trae desde Alpedrete lo mejorcito que ha salido desde los blogs del rojerío patrio, para muestra un botón:

Recogiendo el testigo de Javi Moscas me toca elegir los mejores artículos para la Semana Roja desde la sierra madrileña.

Ha sido una semana marcada claramente por el “Día de la Mujer Trabajadora”. Varios blogs han hecho mención al 8 de Marzo entre ellos el blog de Lidia o el de Sira. Kabila también hizo una mención especial a una mujer ejemplar como es Aminetu Haidar y ceronegativo publicó un corto muy recomendable.

El intento por parte de la derecha de juzgar al Juez Garzón (suena a disparate esta frase) también ha sido objeto de debate dentro de la blogosfera de izquierdas. Hugo Martínez Abarca resumió de forma brillante los verdaderos motivos en esta campaña de acoso y derribo.

Hablando de campañas de acoso también se ha escrito mucho sobre Cuba. Lucien de Peiro en el blog A Sueldo de Moscú escribía sobre la instrumentalización de Amnistía Internacional en el caso cubano. Muy recomendable en tiempos donde parece imperar el pensamiento único sobre la revolución cubana.

Esta semana también se ha recordado el aniversario del 11 de Marzo. Ese día las bombas tocaron el corazón de muchas personas y en especial de los madrileños. Inés Sabanés también ha recordado en su blog ese triste día.

A pesar de la injusta derrota del Real Madrid también esta semana se ha hablado de la crisis que sufrimos los trabajadores. Ángels Martínez escribía sobre las alternativas para la crisis que debería tener la izquierda alternativa, Gregorio Gordo hizo lo propio con el “corbachazo” y Viul con la última rebelión de Esperanza Aguirre.

Hemos tenido espacio para la cultura ya que muchos blogueros han hablado de la muerte de Miguel Delibes como Javier, Miguel o Antonio.

Y para terminar un verdadero misterio. Una incógnita que podría ser investigada por Fox Mulder o incluso salir de la isla de Perdidos. Si quieres descubrir lo que le ocurre a los ceros de I Love IU tienes que descubrirlo en el blog de Domin.

Ahora la Semana Roja viaja desde Alpedrete hasta tierras siberianas donde Alejandro vive deportado.

Salud

Leer Más

¿ Haz bien y no mires a quien?

Acabo de llegar de jugar un partido de fútbol y me he enganchado un poco con el PC, mirando la prensa del día y demás. Ayer, tras venir del Congreso de vuelta de Granada del PCA y llevarme la grata sorpresa de que nuestro partido es útil, realmente útil; dialogante, inmerso en debate y con las cosas y los problemas claros. Esto opino de lo que dices, y esto opinas tú; y aquí paz y después gloria. Pues eso, como decía, que después de que ayer el PCA me recargase las pilas militantes, llego a casa y leo una noticia puesta con muy mala leche. “IU rebaja el tono de sus críticas al PSOE”.

La noticia, que bien podría titularse: “Cayo Lara logra el apoyo mayoritario de su Presidencia Ejecutiva”, sin embargo, como eso no hace daño sino que echa por tierra el tópico del choque y la batalla interna. Pero la verdad es que después de leer la noticia me doy cuenta de una cosa: El titular tendría que ser otro: “Cayo Lara se baja los pantalones ante los gasparistas y los oportunistas”.

Desaparece la crítica dura que Cayo había hecho al PSOE -señalándolo como cómplice de un hipotético futuro gobierno del PP- y, no solo eso, sino lo que más me duele, IU no pide explicaciones a ICV.

Echemos antecedentes a ICV -y no muy alejados en el tiempo-. Sacan a la policía en Cataluña para combatir a los estudiantes que se manifiestan contra el neoliberalismo y su contrareforma educativa. Concurriendo en la misma lista de IU para las europeas se van a un grupo parlamentario diferente al que se va IU. Y, la última, sueltan que su intención es montar un grupejo de gente ecosocialista afín a ICV pero en clave estatal y no autonómica. Ustedes me dirán si el asunto no está como para pedirles explicaciones. Pues, al parecer, para el grupo de los llamazaristas y de esos oportunistas que una vez se dieron el nombre de Nacional-II o tercera vía, pedir explicaciones a ICV por decir que busca crear un referente estatal distinto a IU que le haga la competencia, no es algo que se deba hacer.

Arguyen que no es el momento debido a la cercanía de las elecciones autonómicas en Cataluña. Pues bien, esperemos un poco mas y que coincidan con las municipales; o mejor, esperemos algo mas y ya para las generales lo mandamos todo a tomar por culo de golpe. De ustedes para mí: que les jodan y mucho. Es el momento y Cayo no ha estado a la altura. No ha querido, por el bien de nuestra organización, confrontar a las familias de IU. Ha tenido la suficiente dignidad y sentido de partido como para lograr el consenso. Y me parecería estupendo si no fuese por una circunstancia. Cayo y Santiago ya han cedido bastante.

La Refundación es otra cosa que da como para criticar mucho y bien a estos supuestos “aliados”. Otra postposición de las Asambleas y otro cambio de “hoja de ruta” para lograr la tan necesitada refundación. En definitiva, vergüenza. Verdadera vergüenza por aquellos que, compartiendo mis siglas, no son capaces de quererlas, respetarlas y luchar por ellas como yo. Esos que, por el bien de los escaños se olvidan de la estrategia y de la táctica. Esos que, para mal de muchos, se rien de nosotros mientras juegan al doble rasero y apoyan a aquellos que tantas veces han traicionado nuestras siglas y nuestras políticas.

Los compañeros, y más los minoritarios, no pueden vivir del entorpecimiento. No quiero que sean expulsados, pero el que no quiera jugar a las muñecas, por lo menos que no les arranque la cabeza.

Leer Más