Iván, ese cubano catalán

Pues resulta que el otro día un amigo mio, Iván, me invito a un debate que, sinceramente, no se por qué se mete si sabe que va a perderlo…

El asunto está en mi anterior entrada sobre Cuba, y una respuesta vía Tuenti que el me mandó. La respuesta suya la vengo a citar aquí:

Permíteme, desde el más hondo cariño, que destroce poquito a poquito tu ligera insinuación de hacer analogía del sistema democrático español/frances/italiano/estadounidense con el cubano.

Ciñéndome estrictamente a tu enlace, resulta asombro como se puede hablar de elecciones en un proceso mediante el cual se vota, en la plaza del pueblo y a mano alzada, negando y suprimiendo uno de los principios fundamentales en materia electoral: EL VOTO ES SECRETO.

¿Cómo hablas de elecciones LIBRES si el voto está coaccionado y controlado?¿Cómo se habla de democracia en un país donde, cuando vas a ejercer tu derecho de sufragio activo, tienes la presión de la camarilla detrás que te azotará si no alzas la mano cuando corresponda? venga va!

Y puestos a establecer analogías, otro zas en toda la boca, en cuanto a que, fijísimo que no consideras la España de Franco como una etapa democrática, sin embargo en la españa franquista habia elecciones de forma periódica ( servicios.diariosur.es/fijas/esp/malagasigloxx/tema12.htm )
siendo las primeras elecciones municipales en España en 1948.

Por cierto, en el enlace que adjuntas se refiere al Partido Comunista como el único legalizado en el país.

Venga coño..no justifiques tanto al régimen!! xDDD

Pues ahí va la prometida respuesta, que por culpa de la limitación de caracteres de Tuenti, no te pude ofrecer.

Vamos a demostrar, como tu haces, cachito a cachito que el sistema cubano es tan democrático (o más) que el yanqui o el español. Iré con el español que es el que conozco mas.
El voto es secreto. La elección de concejales es secreta. Lo que no es secreto es el procedimiento de “proclamación de candidatos”. Cada candidato expone su programa electoral en Asamblea publica e intenta convencer a la gente cara a cara. Eso no es falta de democracia, mas bien al contrario, ser capaz de defender tu programa directamente ante la población es algo que se echa en falta en países tan avanzados como España.

¿Camarillas? ¿Qué camarillas? Si existen presiones a la hora de votar ponme el enlace donde se diga eso; y no me vale cualquier enlace, cúrrate uno oficial de Amnistía Internacional o la ONU. No lo llames camarillas si no quieres, pero la propaganda electoral en Cuba esta prohibida, cualquier candidato puede exponer su punto de vista en la Asamblea; sin embargo en España no todos los candidatos gozan de la misma importancia, ni su mensaje llega a los ciudadanos en condiciones de igualdad. Por lo que la ciudadanía cubana tiende a estar mas informada e incluso me atrevería a decir que su voto esta cargado de mayor legitimidad que el español.

No me compares las votaciones en la dictadura franquista con el sistema cubano. Lo primero de todo es que con Franco solo los padres de familia votaban -en la República de Cuba votan hombres y mujeres de mas de 16 años-, para seguir solo se elegía a un tercio de los representantes -en Cuba se eligen a todos los cargos electivos, diputados, concejales…- y para finalizar la salud democrática de Cuba es mucho mayor que la de la España franquista. En Cuba la participación no baja del 90%, con Franco llegó al 48%.

Respecto a lo del Partido… es cierto, el pueblo cubano en 1976 (16 años después de la victoria revolucionaria contra Batista) votó una Constitución en la que se proclamaba que el partido único seria el PCC. Sin embargo, el PCC no es un partido electoral. No presenta candidatos, sino que sirve como guía de la revolución. Los acuerdos que toma el PCC son llevados a la Asamblea Nacional para que esta los adopte o no. Y el enlace, que se que es lo que quieres, ahi lo tienes.

Por cierto, y a modo de “deslegitimar” las presiones. Los encargados de custodiar el normal transcurso de las votaciones son escolares. Ni policías, ni militares. Niños. El recuento, al igual que en España, es público.*

Que quieres que te diga chico… Casi estoy por decir que en Cuba la democracia y el sistema democrático es mucho mas fuerte que el de aquí. Sin embargo me limitare a decir que están empatados; y eso, amic, me llena de tristeza.

Salud y, la verdad, es que en términos absolutos, con lo bueno y lo malo de cada país (en lo moral y lo político) me quedo con Cuba. En lo material quizá no, pero porque soy un pequeño burgués, aunque como bien dice la WWF, Cuba es el único país que no necesita de más de un planeta para existir…

*Corregido tras la divina providencia del propio Iván y de Ceronegativo

Leer Más

Lo llaman dictadura y… ¡espera! ¡No lo es!

Si hay algo que defina a un sistema democrático, de acuerdo con los cánones burgueses, es la existencia de elecciones libres.

Por eso, para todos aquellos que tildan de democrático un país como EEUU (España, Francia, Italia…) y no a uno como Cuba, que se pasen por la web. Que hoy ha habido elecciones donde, por cierto, el Partido Comunista de Cuba tiene prohibido presentarse.

Un zas en toda la boca por aquí.

Leer Más

El Juez Garzón y los guerracivilistas, ¿me la sopla?

Existe en España una cosa que se llama legislación. Esa cosa, hay que cumplirla. Generalmente, desde la izquierda se critica que en este país no se cumple la legislación.

Hecho esta aclaración, procedo al tema de la entrada de hoy, aclarando previamente dos cosas. Que ni se si Garzón ha prevaricado (es decir, que no tengo los conocimientos sobre el caso necesarios para emitir un juicio de valor sobre si a mi parecer ha prevaricado o no) y que no sé que se pretende exactamente con la parafernalia que se montó ayer en la Complutense y que se está montando en varios sitios.

Ante los dos supuestos anteriormente descritos será a partir de los que haga mi valoración. Si resulta que, objetivamente, Garzón ha prevaricado, cualquier acto en su defensa es poco menos que bochornoso, tan bochornoso como los aplausos a Camps o al Bigotes. Estas leyes de las que nos hemos dotado están para cumplirlas, y a la vez que cumplidas, para cambiarlas. Si Garzón no prevaricó (o desde la izquierda se estima que objetivamente no prevaricó) y que lo que hay montada es una cacería por investigar lo que no debió investigar, entonces aplaudo, me sumo y difundo cualquier acto en su defensa.

Pero lo que más me espina y más me apena es que desde la izquierda no se ha dado el mensaje claro sobre qué demonios pasa aquí. Se juega con cuestiones morales (que si Falange, per se, no esta legitimada para sentar a Garzón; que si esto en un país serio no pasa…) y no se juega -ni se hace publicidad, ni se promueve iniciativa- para cambiar la ley. Me explico: Si Garzón prevarica por hacer “justicia”, es porque objetivamente la ley no es “justa”. ¿Hay que apoyar a Garzón, ante el supuesto de que realmente prevaricase? Rotundamente, no. ¿Hay que luchar por una ley que permita hacer justicia de una vez por todas y señalar con el dedo a los culpables de que esa ley no exista -PSOE-? Rotundamente, sí.

Creo que entonces queda bien clara cual es mi postura: tenemos una ley insuficiente y la izquierda -e incluso la “vanguardia organizada del proletariado”- lo único que se ha dedicado a hacer es a pataletear en defensa de un juez que aplicó -ya veremos si correcta o incorrectamente- una ley, en lugar de luchar porque esa defensa y aplicación de una ley -en el sentido que Garzón la hizo- no pueda ser motivo para que un puñado de fascistas sienten a un juez en el banquillo por devolver la dignidad a aquellos que lucharon por la dignidad de todos nosotros.

Por eso lanzo la pregunta a la izquierda, para ver si es contestada: ¿Me la sopla la acusación a Garzón, o a los que os la sopla sois a aquellos que no sois capaces de señalar a los verdaderos culpables -PSOE-?

Leer Más

¡La III República ha llegado!

En el día de hoy, podemos proclamar con orgullo que el avión en el que viajaba Don Juan Carlos de Borbón y su familia ha abandonado el país. Tras las ultimas semanas de intensa agitación política, motivadas por la acentuación de los problemas económicos en España, el crecimiento y destape de los casos de corrupción política por parte de los partidos que soportaban este caduco régimen, y la cohesión del amplio movimiento social liderado por La Izquierda y el PCE, España es hoy republicana.

En Madrid, así como en la gran mayoría de las grandes ciudades se enarbolan las primeras banderas tricolores y en las calles atruena una única voz, la del Himno de Riego. El ambiente no puede ser mas ordenado y mas festivo a la misma vez. Los trabajadores acuden a sus puestos de trabajo con las esperanzas puestas en el previsible cambio de gobierno.

Un cambio de gobierno que según las ultimas encuestas se producirá tras la celebración en las próximas semanas de elecciones constituyentes y que dan una victoria muy holgada a La Izquierda -coalición formada por la suma de los grandes partidos y colectivos de izquierdas-. De los 350 diputados a repartir se espera que, al menos, sean 180 los diputados que obtenga la coalición con un lema claro: “Esta República, solo la ganan los trabajadores”. En palabras del Secretario General del PCE, Enrique Santiago, “solo se puede esperar de este cambio que por fin logremos hacer de España ese país donde la justicia pueda salir a la calle y alzar decidida la frente”. También tuvo palabras el Coordinador Federal de La Izquierda, Cayo Lara, que en sus declaraciones aseveró “Es una victoria de todos, de los que la logramos y de los que nos la hicieron ganar”.

Los principales cambios que se anuncian son la socialización y democratización de la riqueza y el aumento y control de la progresividad en las imposiciones fiscales, el aumento de la asociación cooperativa y la apuesta por las políticas sociales. Una apuesta que no espera quedarse ahí, sino que el objetivo de la formación de izquierdas es la de ir desarrollando la capacidad democrática del país y la de profundizar en la gestión pública, centralizada y radicalmente democratizada de la economía. Una apuesta donde los trabajadores sean el centro de las políticas y de la nueva Constitución. A este aspecto se refirió Cayo Lara al proclamar que “Esta es la República de todos, pero no debemos olvidar que en este país la mayoría son trabajadores mileuristas a los que tenemos la obligación de dignificar”.

Se prevee que será un periodo intenso el que suceda a la proclamación oficial de la República, ya que entre las tareas declaradas por La Izquierda están la laicidad del Estado, la nacionalidad de los sectores estratégicos, la legalización de la eutanasia y otras políticas sociales que se basan fundamentalmente en un nuevo plan de educación y en el aumento y diginificación de la sanidad.

La República ha sido ganada. Todos la hemos ganado. España es hoy republicana.

Artículo 1. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia.
Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo.

Himno de Riego

Serenos y alegres
valientes y osados
cantemos soldados
el himno a la lid.
De nuestros acentos
el orbe se admire
y en nosotros mire
los hijos del Cid.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

El mundo vio nunca
más noble osadia,
ni vió nunca un día
más grande el valor,
que aquel que, inflamados,
nos vimos del fuego
excitar a Riego
de Patria el amor.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

La trompa guerrera
sus ecos da al viento,
horror al sediento,
ya ruge el cañon
a Marte, sañudo,
la audacia provoca
y el ingenio invoca
de nuestra nación.

Soldados la patria
nos llama a la lid,
juremos por ella
vencer o morir.

Leer Más

XI Congreso de la UJCE – Conclusiones Políticas

La primera conclusión que debo sacar es que más de 200 camaradas tuvieron el coraje de dormir (el que durmiese) unas 13 horas en tres días para debatir el resto del tiempo. Eso es, sin duda alguna, militancia comprometida y activa, y merece el respeto de todos.

Una vez aclarado eso, meto otra de cifras. En el XI Congreso de la UJCE se plantearon 1339 enmiendas a los documentos y estatutos. Desconozco el numero exacto de enmiendas que pasaron, pero si tengo bien claro que la UJCE ha salido reforzada de este XI Congreso. Y lo sé por la simple razón de que si con 1339 enmiendas, los documentos y los estatutos son capaces de salir aprobados por mas del 95% de los votos, es porque la UJCE tiene fortaleza, tiene camaradas críticos y con gran capacidad de análisis y porque sin duda alguna la UJCE tiene futuro.

Un futuro difícil en lo que a acción política se refiere. Un futuro con crisis y con Bolonia; un futuro, en definitiva, con capitalismo. Del análisis de esas situaciones y propuestas de acción salimos cohesionados. De lo que también salimos cohesionados, aunque con los matices lógicos de Salamanca o Asturies, es de que nuestro proyecto es IU y que por él hay que luchar. Y la UJCE tiene claro que vamos a luchar. Por supuesto se habló de mucho mas, pero también es cierto que, hasta que no tenga los documentos que salieron del XI Congreso en la mano, no soy capaz de hacer un análisis mucho mas profundo.

Debate, y mucho debate. Eso fue lo que hubo en dos días que terminaron a mas de las 5 de la madrugada. Debate y mucho debate fue lo que hubo en el Informe de Gestión del Comité Central saliente. Un camarada Juan Iglesia, visiblemente cansado -como todos-, presentó un Informe que, salvo algunas lagunas puntuales que percibieron ciertos camaradas, fue un Informe digno de ser catalogado como uno de los mejores en la historia de la UJCE. Autocrítico, con marcado carácter de herencia -de qué no hemos hecho pero que debéis hacer-, y sobre todo completo. Debo de aprovechar por aquí para comentar que el camarada León de Murcia (actual Secretario General) tiene una muy difícil papeleta para poder superar la Secretaría anterior. Aprovecho también para desearle al camarada Juan Iglesia un gran futuro dentro del PCE.

Y aprovecho finalmente para decirle a todos los camaradas que estamos aprendiendo y sigamos luchando, porque estoy seguro de que vamos a vencer.

Gran Congreso camaradas.

PD. A modo de homenaje personal, aprovecho para desearle al camarada David Aurusa el mayor de los éxitos -que se que tendrá- y para reafirmar lo que ya le dije en el Congreso. Estarás orgulloso de Granada. Un honor haber aprendido a tu lado y una verdadera suerte poder llamarte camarada y amigo. Cuídate grandullón.

Leer Más

XI Congreso de la UJCE – Conclusiones Sociales

La primera tirada de conclusiones será breve, y tratará de qué me ha parecido, a nivel de camaradería, el primer Congreso de la UJCE al que asisto.

La verdad es que será breve porque no tengo ninguna pega a mis camaradas, ni andaluces (donde la verdad es que considero un verdadero honor compartir organización con ell@s) ni del resto del Estado.

Comimos bien, dormimos medio regular y reímos bastante. El viaje de ida (con 2 horas de retraso sobre el horario inicial) fue bastante bonito -lleno de folklore y canciones varias-. A la llegada pude conocer personalmente a los camaradas Alvaro y Fernando, a los cuales aprovecho para saludar.

La verdad es que empiezo a hacer memoria y no puedo destacar nada porque todo fue fantástico. Charla tras charla, comida tras comida, lo único que puedes pensar es “Estos son mis camaradas, los mejores”. Demasiado tabaco para mi gusto, a este ritmo pocos seremos los camaradas que superemos la treintena… alcohol bastante y fiesta (la poca que el tiempo dejó hacer) intensa. Tan intensa como los ronquidos varios de los camaradas en el pabellón donde nos alojamos.

Mención aparte merece Casarrubuelos en sí mismo, que es un pueblo muy bonito, muy nuevo y lleno de infraestructuras. Un Centro Civico, una casa de la cultura, un polideportivo, un estadio de fútbol de césped… para tan solo 3000 habitantes. Mi Armilla natal, con 20000 habitantes tiene aproximadamente los mismos equipamientos (y de menor tamaño). Para quitarse el sombrero. Tanto con los elementos arquitectónicos como con las personas. Un pueblo respetuoso y cercano.

Camaradas, antes de irme ya os estaba echando de menos. Gracias por este Congreso y gracias por ser mis camaradas.

Leer Más