Archivo

Archivos de abril, 2012

III República como modelo. Julio Anguita

Sábado, 14 de abril de 2012

Cuando uno se propone escribir algo acerca de por qué es necesaria la III República y qué sentido debe tener esa III República -valores, fundamentalmente- es dificil competir con la sabiduría y la capacidad comunicativa de Julio Anguita. Por eso, prefiero rendirme en mi blog a sus conocimientos y trasladar como homenaje a la II República y como piedra para la construcción de la III República las palabras de Anguita. Es un video largo pero de profundo sentido.

 

La República, historia Julio Anguita

También hablan sobre república (hasta ahora)

Política , ,

IU, un instrumento político para… ¿qué?

Miércoles, 4 de abril de 2012

Me toca mover ficha. En el anterior post dije que no me pronunciaría pero creo que esta batalla -la del pacto sí, pacto no, o pacto de qué manera- no se va a ganar en los órganos de IU sino dando argumentos hacia la ciudadanía. Y en ese papel me toca moverme, desde el pequeño espacio que mi blog permite. Y no es por mi voluntad, sino por el agravio comparativo que supone que todo el mundo opine libremente -faltaría más- sin importarle un carajo la autonomía de IU en sus decisiones por lo que me veo obligado a sumarme a una de las trincheras que ya están abiertas en IU.

La chispa que prende la llama es un articulito de ATTAC-Andalucía en la que recomienda (o casi exige) que IU forme parte de un gobierno de coalición. Reproduzco a continuación algunos de los pasajes que el presidente de ATTAC-Andalucía formula en su articulo.

En primer lugar encontramos un análisis contradictorio. “La respuesta no puede ser la misma que en 1995 porque el mundo es otro” para, poco más adelante, comentar “En 1995 no se entendió, y de ahí el gran fracaso para IU y la ciudadanía andaluza, que hoy se repite en Extremadura.” Si se nos llama al cambio de posturas porque el mundo es otro, y la postura fue errónea… ¿No se nos está pidiendo que cambiemos una postura errónea entonces por otra que puede ser errónea ahora dado que la situación no es la misma? A mí, particularmente, me satisface poco el criterio de autoridad que se pretende dar si los análisis son tan endebles.

Pero más duro se me hace entender que IU deba entrar en el gobierno porque, al no entrar en 1995 “Así fue como también en Andalucía las fuerzas neoliberales cogieron fuerza durante estos últimos años.” Es decir, que a IU se la culpa de que el PSOE no sea de izquierda. Fíjense que la culpa no recae en el PSOE sino en IU. Es como aquella madre de 80 años que es culpable de que su hijo de 50, en pleno uso de sus capacidades, sea un asesino y un violador. Si alguien se atreviese a decir tamaña tontería sería, como poco, desoído. Sin embargo aquí se impone una especie de criterio de autoridad (recuerden, presidencia de ATTAC-Andalucía).

Ese criterio de autoridad también es válido para meterse en el mundo de las profecías y las predicciones. “La ciudadanía apoyará y comprenderá todos los problemas y superará los obstáculos que se presenten en el camino, pero no perdonará a quién no lo intente.” ¿Se está seguro de ello? ¿Acaso entenderá la ciudadanía que IU se haya referido a PSOE y a PP como la misma cosa, y sin embargo se gobierne con ellos? Si es así, es porque la ciudadanía es idiota y, además, IU no se cree ni su propio discurso.

Pero la culpabilización a IU aún va más lejos cuando, con todo el descaro, se nos acusa de “Un pacto electoral de legislatura, sin participar IU en el gobierno de la Junta de Andalucía, daría lugar a un Gobierno inestable y débil, que unido a las presiones económicas dela burguesía financiera especulativa nacional e internacional en lo económico, del Gobierno del PP y de la Comisión europea en lo político, y las del propio aparato del partido en la batalla por el poder dentro del PSOE sobre Pepe Griñán, impedirán dar respuestas a los retos y desafíos con la rapidez y rotundidad necesaria, llevando a la frustración social y abriendo la puerta a soluciones populistas y fascistas.” Prácticamente se nos viene a decir de nuevo que, -¡ojo! Que si el PSOE hace de las suyas será por vuestra culpa-.

En resumidas cuentas lo que ATTAC-Andalucía, y buena parte de la militancia de IU y del PCA, viene a poner sobre la mesa es un debate que IU tiene la oportunidad ahora de encarar: ¿Qué clase de instrumento político es Izquierda Unida? Según sus Estatutos “un movimiento político y social cuyo objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista económico, social y político, en un sistema socialista democrático.” IU no es, ni puede ser, un instrumento que suavice las intentonas derechistas del PSOE. IU es otra cosa.

No podemos concebir, bajo ningún concepto, que Izquierda Unida deba ser el Pepito Grillo del otro Pepe, Griñán. Simplificar hasta tal extremo la tarea de IU es, en primer lugar, insultar a los y las delegados y delegadas que aprobaron los Estatutos de IU, en segundo, insultar a su militancia anticapitalista y en tercer lugar equiparar a IU con un partido más.

Entrar en un gobierno con el PSOE -con este PSOE- es, directamente, asumir que podemos convivir en el mismo espacio político. Pero es que si se asume esa tesis, el que IU entre en el gobierno no es una muestra de “tirar del PSOE a la izquierda” sino de oportunismo político y poltronista. Es decir, si asumimos que IU y PSOE son capaces de convivir, debemos asumir también que el PSOE no necesita de nadie para “ser de izquierda”; por tanto, francamente, no tiene ningún sentido proponer que IU entre a gobernar con el PSOE, salvo que no se esté tan seguro de que el PSOE sea de izquierda.

Izquierda Unida no puede permitirse el lujo de ver cómo la mayor oportunidad de distanciarse radicalmente de las políticas neoliberales pasa ante ella de largo. La posición más sensata, y es la que defiendo -como defienden otros compañeros como Julio Anguita o Alberto Garzón-, es la de barajar de nuevo las cartas y ponerlas sobre la mesa a las claras. Es decir, dejar al PSOE que converja, en cada situación, en cada propuesta, con quien mejor se adecúe a sus pretensiones. Debe ser el PSOE el que le deje claro a la ciudadanía de lado de quien está. Así pues, el orden natural de las cosas llevará al PSOE a pactar con IU las leyes o pactarlas con el PP, desde un gobierno en minoría. Cualquier pacto global implica necesariamente rechazar una parte del programa de Izquierda Unida (de lo contrario significaría que IU y PSOE tienen el mismo programa) e implica automáticamente estafar a los votantes de IU.

Así pues, IU tiene que sacarse de encima su complejo de inferioridad y no hacer caso de quienes, impotentes ante la deriva derechista del PSOE, exigen a IU que no los despierte de su sueño idealizado donde el PSOE es de izquierda. IU debe, precisamente, aprovechar la oportunidad de despertar de su sueño a los socialistas confiados y enseñarles que la hegemonía por la izquierda real tiene una única marca política, y esa es Izquierda Unida.

Política , , , , ,