Rabócheie Dielo – Iskra. Respuesta a la respuesta de Kike

El problema surge más o menos así. Chico conoce a Chica. Chico escribe un poema de amor y su amigo piensa que es súper cursi. Hechas las presentaciones, vamos al lío que es largo.

En primer lugar, creo que sería oportuno justificar el por qué de meterme en este fregao. Como ya dije anteriormente, la culpa la tuvo en cierta forma Cero ya que, gracias a una entrada suya, me plantee la cuestión como reafirmación de mis principios y puesta en común de los mismos.
Una vez salvada la justificación, vayamos a lo que importa.

La aparición del binomio comunismo-muerte no es casual ni, a mi juicio, equivocada. Aparecen juntos porque desafortunadamente los comunistas tenemos un estigma que, infundado o exaltado, debemos de quitarnos a la luz de nuestra acción y de nuestro pensamiento. Reafirmar que reniego de la muerte no es algo singular dentro de los comunistas, pero sin embargo es algo que debemos dejar bien claro desde el principio. Nos guste o no, es una marca que llevamos aparejada y que es hora de ir empezando a aclarar quién debe llevar esa marca verdaderamente (Obama, Zapatero, Merkel…). No es que necesariamente los comunistas tengamos que “expiar” nuestros pecados pasados a cada paso que damos, cosa que como bien dices, los católicos no hacen; sino que debemos dejar bien claro que los pecados pasados no tienen cabida en nuestro presente ni en nuestro futuro. Que no alzaremos la voz gritando (como algún energúmeno hace) “Slava Stalin”.

No es una expiación, es una declaración de intenciones. Por tanto no se mira al pasado, sino más bien al presente.

Lo que sí me parece que flaquea un poco en tu respuesta es el párrafo aquel en el que señalas que “hasta nuestra santísima constitución – tan “democrática” ella – prevé la pena de muerte”. ¿Y qué? ¿Quiere decir eso que, por muy democrática que sea una Constitución, o la voluntad de un pueblo, se debe permitir una bravuconada como la pena de muerte? Me temo que no. Por muchos enemigos internos que existan, la muerte no erradica el problema, solo lo aplaza. Y vuelvo a recalcar, cárcel o privación de libertad no es equivalente a la muerte. Y si es verdad que es la mayoría social la que desea cierta situación y “los menos” los que se oponen a ella, confío en que el problema de espacio carcelario no sea tan grave.

El siguiente párrafo aun adolece de más error.

Más que suene esto a justificación barata, antes de nada hay que desmontar esa falsa teoría de que el capitalismo es bueno porque no mata ni depura ideológicamente. Que lo segundo es una realidad me basta citar la Caza de Brujas, el alter ego de las depuraciones de Stalin. Que lo primero es realidad solo basta con acudir a las cifras de muertos anuales de hambre, malnutrición o enfermedades que tienen curas. Habría quien me diría que eso no es atribuible al capitalismo. Todo lo contrario, todo sistema económico es una forma de generar y distribuir la riqueza (entre otras cosas), y el hecho de que haya quienes no tengan la suficiente riqueza ni para comprar lo básico para vivir, es una causa directa del sistema capitalista. Basta ya de tener que justificarnos nosotros cuando son ellos los que cada año siguen matando de hambre a millones de personas.

Yo no justifico el capitalismo ni lo disculpo. Al contrario, lo condeno como tú haces. Yo tampoco justificaba ni disculpaba al “socialismo real”; al contrario lo condenaba. Buscas una cierta justificación en igualar ambos… Si los estas igualando, ¿Por qué a uno lo intentas justificar, aunque solo sea un poco, y al otro no?

A cada párrafo la verdad es que la cosa va pintando peor.

Pero volviendo al socialismo, es obvio que a priori, y teóricamente, no debería ser algo justificable y “decoroso” que se mantenga la pena de muerte. Pero esta situación solo se puede producir cuando en el país socialista que aspiramos a concluir tenga la suficiente estabilidad. Si un sistema, en cambio, peligra su estabilidad, todos los mecanismos que articule serán legítimos (para ese sistema) para mantener su estabilidad.

¿El fin justifica los medios? Quizá si, o quizá no. No entrare en esa discusión. Pero, ¿Acaso se usaron todos los medios antes de llegar al último y más definitivo medio, la muerte?

Siguiendo por “Por lo tanto, no es que la violencia llegado el caso sea algo justificable. La cuestión es que hay momentos que la violencia contra el sistema es totalmente necesaria. Ahora podremos entrar a valorar esos supuestos, esas posibilidades y esas condiciones que se tienen que dar para usar la violencia, pero llegado el caso, ningunas elecciones que hayamos ganado harán que el capitalismo no saque los tanques a la calle como hiciera con Allende o hiciera en España.”. A esa cuestión ya contesté cuando decía “[…] salvo que esos tanques sean usados para combatir los tanques que saque el capital derrotado para destruir lo que democráticamente la gente ha querido construir. Si ese es el caso, no os quepa la menor duda de que nos veremos en las trincheras.”

Y, finalizando yo también, en respuesta a tu último párrafo, no quiero desligar a Lenin o a Fidel de la obra de Marx. Aplicaron y aplican el marxismo; y condujeron y conducen a su pueblo hacia él, acercándolo. Pero lo que no hare será, aceptando sus luces, negar sus sombras. Ya que la cuestión del respeto a la vida del ser humano es para mí más fundamental que la elaboración de un plan quinquenal o que la paz de Brest-Litovsk, por muy positiva que esta fuese. No me atreveré a menospreciar la labor de estos camaradas, pero si espero que se me permita discrepar mucho en el sentido de que, si para ellos comunismo podía significar asesinato, no me atreva a considerarlos a la altura de esa misma palabra. De esa misma idea.

Salud y espero que te haya gustado mi contestación. Un abrazo.

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Share on FriendFeed
Bookmark this on Delicious

7 thoughts on “Rabócheie Dielo – Iskra. Respuesta a la respuesta de Kike

  1. No se puede desligar a Lenin de Marx en el sentido de decir que Lenin no era marxista, pero sí, quizá, se puede pensar que la forma correcta (o sea, eficaz, óptima, llámenlo x) de ser marxista quizá no sea ser marxista-leninista. Y quizá tampoco ser castrista, ni maoista, ni mucho menos estalinista. Para ser marxista, sólo hace falta leer a Marx, y hacer lo que hicieron estos señores: leer a Marx y decidir en qué tenía razón y en qué no, y sacar conclusiones prácticas de esas ideas, que serán marxistas-ustedistas, quienquiera que usted sea. Se trata de hacer lo que hizo Marx, juzgar la historia y la situación actual, ver dónde nos lleva… pero eso sí, con más datos de los que tenían Marx, Lenin, Mao, o Castro en su momento. Y eso sí podemos agradecérselo a Marx, Lenin, Mao y Castro. En cierto modo podría decirse que podemos agradecérselo a sus errores, si no fuera porque esos errores han tenido un coste humano demasiado alto y sonaría a frivolidad.

    Y no se trata de hacer una crítica exquisita, de comparar los resultados reales con las quimeras que se nos ocurran… se trata de que, a día de hoy, la Unión Soviética no existe, China ha aceptado el capitalismo, y Cuba no está como para liderar el camino hacia el socialismo. Miren si quieren a Bolivia o a Venezuela, pero ¿Cuba? Y podemos echar una lagrimita por lo que pudo ser y decir que todo aquello estaba bien encaminado pero ha fracasado por culpa de los poderosos y malvados capitalistas, pero, una vez hecho eso, si pretendemos ser marxistas, tomemos ejemplo de Marx y seamos científicos: eso no ha funcionado.

    Lo más complicado es sacar conclusiones acerca de los errores a evitar. ¿Por qué no ha funcionado? A mí lo único que se me ocurre, y no sé si la idea sirve para algo, es que hay cierta contradicción en hacer (como se ha hecho en algunos países comunistas) que Marx, o alguno de sus seguidores (Lenin, Mao…) sean una autoridad absoluta cuando se discute la realidad. Marx habla de cómo el sistema acaba moldeando las ideas necesarias para sostenerse, y se enfrenta a un sistema deficiente emprendiendo una crítica libre de la sociedad que necesariamente empieza por desembarazarse de la ideología dominante. Por lo tanto me parece contradictorio decir que hay que estar de acuerdo con el camarada Mao o el camarada Lenin. O al menos me parece muy poco marxista. También hablaba Marx de ser científicos, y si hemos de serlo, la única autoridad absoluta que podemos tener es la realidad misma.

    En fin, que cuando hagan la revolución, no la caguen y ahórrense la persecución ideológica que tanto ha abundado en el "socialismo real".

  2. Bueno, bueno… mañana nos ponemos a trabajar. Pero es que da una pereza, además, seguro que el dia que estalle la revolucion a la mitad los pilla de resaca.

    Nos pondremos a ello pero no prometo nada eh, aunque esta por ahi Toxo arreglando unas cosillas con el rey y lo mismo mañana logramos que abdique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>