El rayo que nunca cesa

Eso será el Sol dentro de unos pocos años: Un rayo que nunca cesa. Aunque que nadie se preocupe, porque gracias a la Cumbre de Copenhague, se destinaran 100.000 millones de dolares para paliar sus efectos…

Es decir, que en lugar de evitar la destrucción de la capa de ozono, invertiremos mas en medicinas contra el cáncer de piel, o en construir ciudades alejadas del mar o en edificar desaladoras y potabilizadoras para el diluvio silencioso que nos viene encima.

Podríamos asumir también que esto no es mas que otro apuntalamiento a la Teoría del Parche, no es ni siquiera un “virgencita que me quede como estoy” sino que es un, “si empeoro, no importa, ya tomare más Actimeles“.

Sin embargo me gustaría para cerrar esta incompleta y escuálida entrada introducir unas palabras. Las de Hugo Chávez en Copenhague.

Si el mundo fuese un banco, ya lo habríamos salvado

Share on Facebook
Post to Google Buzz
Share on FriendFeed
Bookmark this on Delicious

One thought on “El rayo que nunca cesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>