El trabajo en Karl Marx. (IV) Acumulación y crisis

Termina aquí la saga dedicada a la introducción de la economía política marxista. En esta entrada debatiremos cómo la existencia del capitalismo lleva aparejada a sí misma la existencia de la crisis y en qué consisten esos términos. Sin embargo, quedan pendientes muchas cuestiones como por ejemplo por qué existen los capitalistas y los trabajadores. Esta cuestión, que está resuelta, la tengo planeada para un futuro incierto para intentar ilustrarla de la mejor manera posible.

Como decíamos en anteriores entradas, y por recordar, el capitalista necesita al trabajador para poder conseguir ese extra necesario para vivir, pues el dinero, por sí solo, no devuelve más dinero que el que se entrega al inicio. De este modo, al cobrar más barato el trabajador por su fuerza de trabajo que el trabajo que realmente aporta al proceso productivo, surge la plusvalía.

Esta plusvalía, que es la base de la acumulación capitalista, puede verse incrementada de varias formas. De una forma directa, esto es, incrementando las horas de trabajo. Si un trabajador produce para sí mismo -el tiempo necesario para alcanzar su mínimo de subsistencia- cuatro horas, y para el capitalista -en forma de plusvalía- durante otras cuatro horas, si el capitalista quiere aumentar la plusvalía obtenida deberá aumentar el número de horas que el trabajador trabaja para el capitalista. Así, un alargamiento de la jornada laboral conlleva automáticamente a un aumento de la plusvalía obtenida. (más…)

Leer Más

El trabajo en Karl Marx. (III) Trabajo y plusvalía

Si en la entrada anterior de esta saga comentábamos cómo el capitalista se encuentra con un problema fundamental, el de convertir D en D’, en ésta entrada vamos a intentar resolver dicho problema (o aproximarnos a su resolución).

De acuerdo con lo que decíamos, el trabajo es una mercancía de la cuál están compuestas el resto de mercancías. Una medida común para todas las mercancías puede ser, por tanto, la cantidad de trabajo aportado a la fabricación de dichas mercancías a través de la expresión “horas trabajadas”. Así, la fabricación de una mesa requerirá para el trabajador medio 30 horas de trabajo, y la fabricación de un armario requerirá para el trabajador medio 60 horas de trabajo, pudiendose intercambiar dos mesas por un armario. De este modo, al igual que en la entrada anterior introdujimos la figura de la moneda, en esta usaremos un denominador común que es las horas trabajadas.

Como se ve, usamos horas de trabajo de un trabajador medio con una cualificación media por una cuestión de simplicidad analítica. Un trabajador más vago o menos cualificado requerirá de más horas de trabajo que uno más activo o más cualificado, pero en esencia, el resultado no varía.

El trabajo, además, posee una característica fascinante que ya anunciamos en la anterior entrada: no se gasta. O mejor dicho, es capaz de ser repuesta. Si a una maquina le incorporamos un tornillo, ese tornillo muy difícilmente podremos volverlo a usar. Sin embargo, para el trabajo, este impedimento no existe. Un trabajador puede gastar toda su energía (su trabajo) y, una vez descansado, volver a usarla. Esto equivale, en el caso del tornillo, a comprar otro. (más…)

Leer Más

El trabajo en Karl Marx. (II) Mercancías e intercambio

En el primer artículo de esta pequeña introducción a la economía marxista analizábamos por un lado los fundamentos metodológicos de Marx y, posteriormente, algunas características básicas de las mercancías de acuerdo con el esquema de Marx.

Así, decíamos que “[...] esto nos lleva, como mínimo, a dos suposiciones. La primera es que toda mercancía posee un valor de cambio susceptible de ser comparado con el de otra; y, por otro lado, que toda mercancía tiene la capacidad de ser útil en algún sentido. Estas dos apreciaciones tendrán importancia en los sucesivos artículos que publicaré acerca de la teoría del trabajo marxista.”

De este modo, si las mercancías son útiles y además comparables, la existencia de un mercado es casi una imposición lógica. Hay gente que posee unas mercancías y que quiere otras. El exceso de unas para un individuo, al ser comparables con otras, permite que se intercambien por otras escasas para nuestro individuo. Poniendo un simple ejemplo: dos manzanas serán intercambiables por un limón; así, quien posea más manzanas de las que necesita, podrá cambiarlas con alguien que posea limones que no necesita a razón de 2 manzanas por un limón.

Nótese que cualquier mercancía está compuesta de trabajo. Así, un limón será igual a la cantidad de trabajo necesaria para recogerlo. E incluso actividades más sofisticadas como las máquinas son convertibles a trabajo, al ser la maquinaria fruto de trabajo (de un ingeniero, un mecánico, etc.). De este modo, existe una mercancía particular, el trabajo, que es a su vez mercancía (en puridad, la fuerza de trabajo) y composición del resto de mercancías. (más…)

Leer Más

Curso virtual sobre Economía Heterodoxa (marxismo y poskeynesianismo)

Creo que cualquier entrada propia estropearía la de mi colega Alberto que a fin de cuentas es él el que organiza el tema. Así que sin más, ahí os dejo su invitación:

 

Una de las grandes deficiencias de la izquierda política es la formación teórica. Y sabedores de ello un grupo de compañeros hemos iniciado un proyecto, que podríamos calificar como experimental, para estudiar las diferentes interpretaciones a la crisis que se están haciendo en el marco de la economía crítica o heterodoxa. Vamos a estudiar especialmente todas las interpretaciones marxistas y poskeynesianas, revelando todas sus diferencias pero también sus similitudes. Se trata de un proyecto abierto a todos y que esperamos cuente con una participación suficiente que nos permita pensar en proyectos más ambiciosos de cara al futuro.

Os invito a inscribiros en la plataforma virtual y a participar activamente en el proyecto, puesto que todos podemos sacarle partido a una iniciativa como esta. Comienza el lunes 4 de julio con un bloque introductorio y de “de-construcción de los prejuicios”. En la plataforma virtual se podrán leer y descargar todos los textos. Yo seré el coordinador y moderador del programa, que además os adjunto a continuación. ¡Animaos!

Objetivos del grupo de estudio

El grupo tiene un carácter experimental, por lo que no se establecen objetivos concretos. Se espera una participación relativamente reducida, pero con un número de participantes suficiente que incite a la realización de posteriores ediciones, más completas y preparadas.

Se garantiza que el grupo estará operativo con independencia de la participación final. Dada la intensidad de trabajo sugerida, aceptamos que ya es un objetivo en sí mismo el hecho de que los participantes tengan acceso a los documentos de referencia y a los resúmenes semanales que los organizadores elaborarán.

El objetivo abstracto es la formación teórica en economía desde una perspectiva crítica, seria y rigurosa. Se prestará especial atención a las ramas marxistas. En este programa del grupo de estudio no se profundizará en ninguna rama en concreto.

Requisitos para participar

Se requieren ciertos conocimientos de economía para poder entender la mayoría de los textos que se pondrán a disposición del grupo. No obstante, elegiremos los textos intentando que además de ser representativos sean asequibles para cualquier persona no economista.

Muchos de los textos están exclusivamente en inglés, de modo que se requiere facilidad de lectura en dicho idioma. De nuevo daremos preferencia a los textos en castellano, pero en muchos casos no tendremos más remedio que trabajar con los textos originales en inglés.

Metodología

Cada semana se trabajarán al menos dos textos representativos de cada escuela o tradición de pensamiento, aunque además proporcionaremos otros textos complementarios para aquellas personas que quieran profundizar. Todos los textos se subirán en la plataforma virtual del grupo de estudio.

Al comienzo de cada semana de trabajo se establecerán una serie de preguntas de referencia para que se inicie el debate de los textos. Las preguntas de referencia tienen como objetivo incitar a la reflexión de aspectos vistos en el texto, buscando la conexión inmediata con la realidad o el conflicto con otras ideas.

Los debates tendran lugar en los foros, y los moderadores procurarán en todo momento controlar tanto el tono como la longitud de los comentarios. Los comentaristas tendrán que tener presente la necesidad de sintetizar adecuadamente, así como el respeto al resto de participantes.

Al término de cada semana la administración presentará un resumen del tipo de pensamiento de cada autor, a fin de ir elaborando un documento de síntesis final que se presente al final del curso.

Elementos adicionales

La administración del grupo de estudio además de elaborar resúmenes semanales de los textos y sus debates también proporcionará toda la bibliografía que se le requiera a fin de entender mejor los debates y las cuestiones planteadas en los textos. Además, en la plataforma virtual se irá incorporando un glosario que contribuirá a la formación en economía.

Programa

Aunque la administración se reserva el derecho a modificar el programa en función del ritmo del grupo de estudio, se acepta el siguiente programa de referencia:

1. Introducción y panorámica de las diferentes interpretaciones teóricas de la crisis.

2. La economía radical y las estructuras sociales de acumulación (Kotz, Wolfson..)

3. La economía poskeynesiana-kaleckiana (Stockhammer, Onaran, Hein, van Treck…)

4. La economía neomarxista (Foster, McChesney y Magdoff..)

5. Los marxistas franceses (Husson, Dumenil y Levy, Chesnais..)

6. La tradición marxista de la New Left (Blackburn, Gowan…)

7. La teoría marxista de la financiarización (Lapavitsas, Research on Money and Finance…)

8. Los marxistas ortodoxos de la caída tendencial de la tasa de beneficio (Kliman, Shaikh…)

9. Otros teóricos marxistas (McNally, Brenner, Harvey…)

10. La economía ecológica

11. La economía feminista

Plazos

El programa comienza el lunes 4 de julio de 2011 con el primer bloque de lecturas, ya disponibles en la plataforma virtual. El lunes 4 de julio se lanzarán las primeras preguntas para que se debatan a lo largo de la semana. El ritmo será semanal y sólo se interrumpirá durante dos semanas en Agosto (del 15 al 31). El plazo estimado para la finalización del programa completo es de 3 a 4 meses.

ACCEDER AL CURSO

http://www.altereconomia.org/curso

Leer Más