Archivo

Posts con el Tag ‘upyd’

UPyD Armilla o la esquizofrenia hecha política

Miércoles, 14 de marzo de 2012

Normalmente no me gusta que me tomen el pelo -y a mi anterior entrada me remito-. Ni tampoco me gusta que le tomen el pelo a los demás. Y lo de UPyD de Armilla ha venido siendo una tomadura de pelo durante mucho tiempo pero desde hace unos días esa tomadura de pelo ha rayado lo inaceptable. Pero antes de ir a la gota que colmó el vaso, vamos a hacer un breve repaso sobre cómo el vaso llego a estar lleno a rebosar.

UPyD de Armilla nació como tantas otras asambleas de UPyD gracias a la actividad de gente que se creyó el discurso de Rosa Díez y que creían necesario cimentar ese proyecto político en su municipio. Dado que el nombre de José Antonio Martínez ha sido paseado por toda Armilla no creo que haga mucho daño más citándolo aquí. Nuestro hombre, el que hacía reuniones para fundar UPyD en Armilla en las que estaba prácticamente solo, logró topar con un popular personaje que había sido expedientado en el PSOE por anunciar que sería candidato a la alcaldía dentro del PSOE. Bolero. UPyD en Armilla celebró sus primarias y, oh sorpresa, José Antonio -y todo su sector de fieles al partido- fue desbancado tanto de la candidatura a la alcaldía como de la coordinación local, dejando a los revanchistas armilleros (gente que su único fin político es vengarse contra el PSOE) con el control del partido.

Así pues, por no emborronar mucho las cosas quedan como sigue: Un puñado de gente dolida contra el PSOE se meten en tromba en un partido pequeño para controlarlo y hacer lo que le venga en gana. Y eso quizá hubiese sido posible en un partido de poco caché, pero en UPyD, tan centralistas ellos, salirse del redil (de lo que dice Rosa Díez) es harto difícil. Sin embargo Armilla ha demostrado que UPyD puede ser tan casa de grillos como cualquier otro partido. En otras palabras, UPyD Armilla y Partido de Hooligans Anti-Socialistas con Muy Poca Vergüenza vienen a ser lo mismo.

De este modo llegamos a las elecciones municipales. Al PSOE, con mayoría simple, le hacía falta la abstención o el apoyo de UPyD, lo cual era lo esperado pues las consignas a nivel nacional de ese partido era que se apoyase al más votado (PSOE). Sin embargo, Gerardo Sánchez en un alarde de idiotez difícilmente superable, ocultó estar imputado por delitos contra la administración y le proporciona a Bolero y cía la oportunidad de entregarle a PP la alcaldía. Hasta ahí todo más o menos “normal”.

Pero el divorcio ideológico entre UPyD y el Partido de Hooligans comienzan al día siguiente de la investidura de Ayllón como alcalde. Bolero logra ser el único concejal de la oposición “liberado” y deja en entredicho la idea de su partido de “suprimir gastos superfluos”. La enfermedad de la esquizofrenia upydiana acaba de hacer su primera aparición. Y se va a agravar.

El pasado mes de Febrero se votó en pleno la aplicación de las medidas de ajuste en el IBI que el PP a nivel nacional había aprobado. PSOE, IU y UPyD -entre otros- votó en contra de dichas medidas en el Congreso de los Diputados. En Armilla, sin embargo no fue así. UPyD votó a favor. Otra demostración de que UPyD en Armilla viene haciendo lo que le sale de donde todos ustedes saben.

Por otro lado, el último pleno de este mismo mes, tuvo una votación un poco peculiar. El PSOE llevó una moción contra la reforma laboral -reforma contra la que UPyD en Madrid votó-. ¿A que no adivinan la orientación de voto de Bolero y cía? Pues sí, votaron en contra de la moción; es decir a favor de la reforma. También llama la atención que Bolero, siendo sindicalista de CCOO, vote a favor de una moción que ha provocado que su sindicato convoque una Huelga General. Pero en fin, la esquizofrenia, como digo es ya galopante.

Pero dejemos de lado la vertiente externa de la esquizofrenia upydiana (UPyD-España Vs UPyD-Armilla) y centrémonos en la vertiente interna. UPyD-Armilla Vs UPyD-Armilla.

Remontémonos a los albores de las elecciones municipales cuando Plataforma 48 propuso un debate electoral. UPyD Armilla lo rechazó porque, textualmente, “no se emitía en Radio Armilla”. Cosa que era bastante difícil ya que Radio Armilla, literalmente, no existía. No fue hasta unos cuantos meses después de aquel debate cuando Radio Armilla comenzó a emitir. ¿No es de locos esa actitud? Poco después UPyD incorporó en su programa la recuperación de Radio Armilla para dar cobertura a los plenos municipales y para facilitar la participación y la información ciudadana. No se pierdan ahí porque es importante el asunto. Repito: UPyD quería que Radio Armilla sirviese para retransmitir los plenos.

Pues bien, a principios de año el PSOE presentó una moción que era una copia barata de la que ya presentó IU y que se basaba en aquello que UPyD quería: que Radio Armilla cubriese los plenos municipales. Pues verán, en comisión informativa, UPyD votó en contra de dicha moción, por lo que no llegó a pleno. Votó en contra de lo que llevaba en su programa. ¿Es eso serio? Una cosa es hacer cosas que no estan en el programa, y otra cosa muy diferente es votar en contra de tu programa. Eso es, simplemente, de gente con muy pocas ideas en la cabeza.

Poco después, su socio, el PP, se inventa un decreto que impide grabar los plenos. Es decir, pasan de negarnos un debate porque no se radia a aceptar que, no sólo no se radien los plenos sino que, además le bailan el agua a quien impide que los plenos se graben y se difundan. ¿No es como para ponerlos en tratamiento?

Pero que ahí no queda la cosa. Se ve que el asunto llegó a oídos de alguien con algo de poder y con un poco de raciocinio en UPyD y les obligó a presentar una moción que pidiese que se estudiase que, si en algún momento, quien sabe si mañana, pasado o dentro de mil años, se dan las condiciones técnicas, económicas, políticas, medioambientales y de alineación de tropecientas galaxias en torno al cinturón de Orión, entonces, se procediese a grabar los plenos y emitirlos por Radio Armilla. Es decir, una moción que buscaba limpiarle la cara a un enfermo demencial y esquizoide que ha tirado por la borda cualquier atisbo de racionalidad pero que no se comprometía a absolutamente nada. Claro, la moción se aprobó por unanimidad porque como no decía nada… aquí paz y después gloria.

Pero aún tuvimos tiempo de disfrutar de otra recaída en su enfermedad cuando, en el mismo pleno, el PSOE propuso una moción que retirase el decreto-mordaza y que, por tanto, se pudiesen difundir los plenos y, ¿adivinan? UPyD voto en contra de esa propuesta. En el mismo pleno -no ya en dos meses diferentes sino en apenas 20 minutos- UPyD votó con diferente pronunciamiento sobre el fondo de una misma cuestión. ¿No es como para pedir ayuda urgente? ¿En manos de qué llave de gobierno estamos?

A mí sólo me queda ruborizarme, avergonzarme de este mi municipio.

12 minutos. 80 céntimos.

 

 

 

Armilla, Política , , ,